PAGINAS RECOMENDADAS
   
  TROTAMUNDOS
  Ilha da Magia
 




Después de cuatro días de lluvia,y la frustración de no haber podido llegar a Ilha do Mel, comenzamos a regresar hacia el sur....hacia las cálidas playas de Santa Catarina.              

De Curitiba a Florianópolis tardamos sólo cuatro horas,y a mitad de camino ya no llovía.    

Llegamos a la rodoviaria a las 17 hs., y al atardecer ya estábamos en la isla,ubicados en Canasvieiras, la playa más elegida por argentinos en el sur de Brasil... aunque en estas fechas casi todos los turistas,eran brasileros.

Esta zona ha crecido muchisimo desde la última vez que estuvimos aquí. Florianópolis tiene hoy unos 360.000 habitantes.

Sobre la costanera de la Avenida Beiramar,antes de cruzar a la isla, se levantan modernos y lujosos edificios frente a una rambla de casi 6 km. donde la gente va a correr, a entrenar...a andar en bicicleta... 

Todo se ve muy limpio. Junto a la Plaza XV de Novembro,en la parte histórica de la ciudad se encuentra la Catedral,hoy en restauración,de Nuestra Señora del Destierro.

En la Plaza hay una enorme higuera,plantada en 1891,a la que le han puesto sostenes en sus largas ramas para evitar que se rompan por su peso. Hay una leyenda urbana que dice que quien quiere volver aquí debe dar una vuelta completa a la higuera.

En las peatonales cercanas se encuentran muchos edificios estilo colonial,la mayoría bien conservados. 

Uno de los más lindos es el Mercado,hay muchos comercios allí,de todo tipo, y también      bares donde tomar y comer algo...todo esto funciona en un sitio que se conserva como cuando fue construído.

Hay cerca otro edificio,el Camelódromo,donde se pueden adquirir desde una simple mochila,hasta juguetes,electrónicos y perfumes importados. Buscando se pueden hallar buenos precios.

El Puente Hercilio Luz,que se terminó de construir en 1926,con torres que alcanzan los 75 mts. es la postal de la ciudad,de noche es iluminado. En esta época del año también la Avenida Beiramar tiene luces navideñas,así también los edificios..verla de noche es hermoso.

La isla de Florianópolis tiene casi un centenar de playas,pero no son todas iguales, las hay de arenas blancas,aguas muy cálidas y mar calmo,de aguas frías y fuerte oleaje, de arenas oscuras y mar azul...unas muy urbanizadas,y otras casi salvajes... para todos los gustos.

Nosotros elegimos Canasvieiras,que es la que tiene más población estable y servicios,muchos argentinos están radicados en este lugar,atraídos por su playa de mar verde,aguas muy cálidas(23-26°C)arenas finas y blancas.. .si no supiéramos que es Brasil,podríamos pensar que estamos en el Caribe.

En esta época del año,aun está tranquilo,pero en unos días más,miles de turistas invadirán las playas. Aquí hay hospedajes para todo bolsillo y gusto.. desde cómodos hoteles,apartamentos,hostels y campings. Nosotros nos alojamos en un cómodo apartamento a dos cuadras de la playa...

Hicimos un hermoso paseo en barco,que nos llevó hasta la playa de Armacao, donde almorzamos y luego seguimos hasta la Ilha da Anathomirim,donde se encuentra una fortaleza que se puede visitar,el lugar es bellísimo.



Esta fue construida a partir de 1739. En camino de regreso,el barco paró en una zona poco profunda (Bahía Golfinhos)(4 mts.)donde algunos se tiraron a bañarse,sólo los que nadaban muy bien.... en otra época allí se podían ver delfines...hoy...ya no...agradezco haber tenido la oportunidad en anteriores viajes,.

En los días que estuvimos aquí vimos llegar varios cruceros, estos se quedaban a distancia y las lanchas acarreaban los pasajeros hasta el muelle para que disfrutasen de las playas o hicieran compras... todos eran brasileros de Río y de San Pablo.

Las playas aún estaban tranquilas,sin demasiados vendedores... así que se disfrutaron y fue un pequeño descanso después de andar tantos días de aquí para allá, y para recobrar fuerzas antes del regreso...

Como nos gustan mucho las frutas nos ibamos por las mañanas a comprar fruta y verdura fresca al Direito do Campo, donde se puede conseguir gran variedad de éstas,de buena calidad y buen precio,directa de sus productores.

En mi último viaje allí,uno podía ir muy fácil de una playa a otra,sólo con saber hacia que lado estaba,norte,sur....pero ahora, mejor dicho,hace tres años,se han creado unas terminales de distribución que complica un poco las cosas y hace perder más tiempo, no sólo para los veraneantes,sino también para los que viven allí.  

Paseamos un poco también por los alrededores,por la playa Daniela,igual de cálida,pero sin tanta infraestructura,pero muy tranquila....

Pegada a ella se encuentra Jureré Internacional, una especie de Beverly Hills brasilero junto al mar,donde se pueden apreciar hermosas mansiones,autos y motos de lujo(vimos una Ferrari,un Porsche y dos Harley Davidson,muy tranquilamente estacionadas en la calle.

Se ve que allí no hay problemas de inseguridad,porque a pesar de esa ostentación,no se ve policía en la calle.

Para moverse entre playas hay buses que cobran 2,40 reales,pero si compramos una tarjeta en las terminales que cuesta 3 reales,después pagaremos por el pasaje 1,90 reales.

Hacia la ciudad aparte del bus común(2,40 reales)existe el executivo,que cuesta 4,50 reales,pero que es más directo,y llega en menos tiempo,eso sí,no lleva pasajeros parados.

 
  Me visitaron 25119 visitantesen esta página Los textos y las fotos de estas página son de uso exclusivo del autor de la misma.  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Si quieres recomendarme tu página, deja un mensaje en el Libro de Visitantes.