PAGINAS RECOMENDADAS
   
  TROTAMUNDOS
  Año nuevo chino en Buenos Aires
 



En el barrio de Belgrano en Buenos Aires se encuentra el barrio chino.

En el barrio chino se pueden encontrar comidas y verduras típicas, restaurantes ,escuelas, un templo budista, supermercados, almacenes especializados en productos de soja, peluquerías, herboristerías y videoclubes. Recibe miles de visitantes por fin de semana.

Los primeros en asentarse en la zona fueron taiwaneses. Para el calendario chino, este año que comienza será el de la Rata. El año 4706.

La víspera del nuevo año implica una serie de preparativos en la comunidad china que van desde el decorado de casas con mensajes de buenos deseos, danzas del dragón y el león y una feria con productos tradicionales.

En la actualidad, dicho barrio se ha convertido en visita obligada de los viajeros y representa sin duda un destino pintoresco de la Ciudad que en la actualidad es difundido en varios medios como integrante del circuito turístico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En dicho ámbito se encuentran templos religiosos de la colectividad,centros culturales, restaurantes y comercios de venta de artículos, productos y servicios tradicionales de China.  

Esta conmemoración,que tiene mucha importancia para los chinos, es rica en costumbres y tradiciones,durante las festividades de Año Nuevo la gente se pone vestidos nuevos,visita a los amigos,vecinos y familiares para intercambiar buenos deseos,diciendo “Kung-shi fa-tsai”, que significa felicitaciones y prosperidad .

El origen del Festival del Año Nuevo Lunar chino se remonta a  miles de años a través de una serie de coloridas leyendas y tradiciones que evolucionan continuamente. 

Una de las leyendas más famosas es la de Nien, una bestia extremadamente cruel y feroz que,según la creencia de los chinos, comía personas en la víspera de Año Nuevo.

Para mantener a Nien lejos,se dice, se pegaban coplas en papel rojo en las puertas, se iluminaba con antorchas y se encendían petardos durante toda la noche, ya que se dice que Nien temía al color rojo, la luz del fuego y los ruidos muy fuertes.

Al iniciar la mañana siguiente e impregnarse el aire con sentimientos de triunfo y renovación por haber alejado a Nien por otro año, el saludo común era “kung-hsi” o “felicitaciones”.
                                                                     
Sacan a la calle unos puestos ambulantes donde venden dulces tradicionales,empanaditas primavera, bollos cocinados al vapor (pai) y bandejas de "chow fun" y "chow mei",que son los saltados de carne, cerdo y pescado al wok con arroz y fideos.

La gente colma los restaurantes, atiborra los comercios, se amontona en la calle y se amucha en la esquina de Olazábal,frente a la Embajada de Taiwán,donde empezó a bailar el dragón de fuego.

Sostenido por 9 bailarines que movían una cola de varios metros de largo, el dragón - símbolo de dinamismo, vitalidad y prosperidad para la comunidad china- bailó junto con los "leones alegres" y, con algo de dificultad, atravesó la multitud para visitar uno a uno los comercios de la zona y augurarles un año de "buena cosecha". Para el calendario chino, el año que comienza el jueves 7 será el de la rata -aunque esta vez de Tierra Yang, lo que no sucedía desde hace 60 años.  

La leyenda dice que valiéndose de un ardid, la Rata fue la primera en llegar a la convocatoria de Buda y por tal razón inicia el zodíaco chino de 12 signos.

Cada animal rige un año, por lo que la sucesión se reinicia cada 12; sin embargo, un mismo animal recién vuelve a coincidir con el mismo elemento (agua, madera, fuego, tierra o metal) cada 60 años, y cuando esto ocurre, como ahora, comienza un nuevo ciclo.                                                      

 
  Me visitaron 25119 visitantesen esta página Los textos y las fotos de estas página son de uso exclusivo del autor de la misma.  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Si quieres recomendarme tu página, deja un mensaje en el Libro de Visitantes.